¿Tu bebé tiene dos o tres mesecitos? Pues hoy os traemos un juego divertidísimo para ella/él. ¡Has oído bien! Y es que desde tan pequeñitas/os se pueden hacer muchas cosas para estimular su desarrollo. Este es uno de nuestros juegos estrella, ya que es fácil de conseguir y a las/os más pequeñas/os les apasiona.

Solo necesitamos una pelota de unos 20-30 cm de diámetro. La que veis en la foto es blandita, del Ikea, que además está muy bien porque tiene una etiqueta muy larga que nosotras usamos para agarrarla. Pero nos podrá valer una pelota de playa normal.

Tumba a tu bebé en una superficie cómoda, pero no demasiado blanda. Cualquier colchoneta de suelo, será estupenda. Sujeta la pelota desde arriba como se ve en el video y muévela para que la/el niña/o intente agarrarlo. Puedes levantar un poquito su culete con tu mano para que levante las piernas. Ella/él intentará darle patadas. Tú puedes mover la pelota haciendo como si le hubiera dado un manotazo o una patada. De esta manera verás como ella/él sigue de forma visual la pelota. Haz movimientos muy lentos para que tu bebé pueda seguirlo con los ojos.
Este ejercicio ejercita el movimiento de sus extremidades y el seguimiento visual. Además, a partir de los cinco meses puedes dejarle el balón para que lo sujete con sus piernas y manos, en la línea media. Y el balón ya puede ser más grande, de hasta 45 cm.

Y siempre, siempre, siempre, celebrar y animarle en sus logros. Decirle palabras cariñosas, mientras estáis jugando, cantar y reír por todo lo alto.

¡Será divertidísimo!

Comparte Babú con los demás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *