Para seguir venciendo al COVID-19, solicita tu videollamada gratis, solo 7 disponibles a la semana.

Babú camina

Babú camina

13-24 meses

Pasito a pasito, jugando

babu_familia

Nuestro pequeño o pequeña pasa de ser bebé a ir teniendo poco a poco, su propia independencia. Aumenta su conciencia del espacio y de la posición del cuerpo.

Es la etapa en la que papá y mamá tienen que tener mil ojos. La felicidad de los primeros pasos ha llegado. Pero, ¿cuándo puedo enseñarle a andar? ¿Es bueno usar el correpasillos? ¿Qué hago cuando a todo me dice que no?

Que te pillo, que te pillo

Cu-cú… ¡tras!

Aprender a caminar: los primeros pasos

Los peques pasan de querer estar pegaditos o pegaditas a mamá y papá, a sentirse más independientes.

Con esta edad, tu hijo o hija se mueve mucho más y comprende casi todo lo que le dices. Señala todo lo que ve para que mamá o papá le diga el nombre correspondiente. Así desarrolla el lenguaje comprensivo y gestual.

Se da cuenta en este momento de que puede desear cosas distintas a la de los adultos. ¡Y llega el continuo “¡no!”

Su conciencia del espacio y de la posición de su cuerpo, va cobrando mayor peso. En esta etapa se produce un desarrollo visual importante y un gran dominio de la verticalidad. Por eso hacen torres, por ejemplo.

¡Yo voy solito hasta la cocina!

¿Cómo jugaremos?

Con circuitos psicomotores, música, pelotas y otros juguetes caseros empezaremos a favorecer las primeras caminatas. Así podrán explorar en pequeño, el difícil mundo de los adultos.

  • Motricidad gruesa: con circuitos psicomotores para solventar obstáculos o pelotas grandes para pasarlas entre compañeros y compañeras, trabajaremos la correcta posición del cuerpo.
  • Proceso de socialización: cantando canciones, saludando a mamá a papá y a los demás compañeros favorecemos la relación con los demás. Juegos como el pilla-pilla, son esenciales en esta etapa.
  • Coordinación visomotora: con las norias o con perritos de juguetes cuando van madurando, empiezan a desarrollar una concepción más espacial.
  • Conceptos matemáticos: con cubiletes, pelotas y ciertos botes aprenderán a ser conscientes de los tamaños, la seriación y la clasificación.

La imitación en esta edad es nuestro gran aliado. Imitan gestos y movimientos que ven a su alrededor.

¿Qué beneficios obtendrá el niño o la niña?

Conseguir una correcta postura al caminar y una buena coordinación que nos acompañará en el resto de los años de vida.

Identificar las partes del cuerpo.

Fortalecer la musculatura de tobillos, piernas y dedos de los pies.

Fomentar una buena concentración, para prevenir el fracaso escolar.

Desarrollar la comprensión y expresión del lenguaje.

Favorecer un vínculo saludable con mamá o papá.

Preguntas frecuentes

 

¿Es muy pronto para poner límites en casa?

Es el momento perfecto. Los límites son una fuente de seguridad para el niño y la niña. Son necesarios.

·

Tira la comida, ¿le dejo o le digo que no?

Hay que explicarles, con cariño, que la comida no se puede tirar, que si han terminado pueden hacer un gesto para indicárnoslo. Si lo hacen por enfado podemos decir: “cariño veo que estás muy enfadado y quieres tirar objetos, la comida no se puede, en cuanto acabemos de comer jugamos a tirar pelotas”.

·

¿Qué hago si a Juan le quitan un juguete en el parque?

Acércate y dile al niño que el juguete lo tenía Juan. Todavía no están preparados para compartir, primero jugaremos a cambiar cuando ellos quieran. Tanto si se lo quitan como si él lo quita tenemos que devolverlo al que lo tenía.

·